Política reguladora en la prevención, detección y respuesta a eventos con fuentes huérfanas

ÁMBITO REGULATORIO

 

 

Política reguladora en la prevención, detección y respuesta a eventos con fuentes huérfanas

Regulatory policy for the prevention, detection, and response before events involving orphan sources

Yamil López Forteza, Pablo F. Jerez Veguería, José R. Quevedo García, Pedro I. Díaz Guerra

Centro Nacional de Seguridad Nuclear (CNSN)

yamil@orasen.co.cu

 


RESUMEN

La violación de los requisitos de seguridad física o funcional de los materiales radiactivos por lo general ha conllevado a la pérdida, el robo o el abandono de estos materiales y a su vez al uso indebido y la ocurrencia de accidentes que han puesto en peligro la seguridad del medio público. Prevenir estas situaciones se ha convertido en un reto actual para el trabajo de las autoridades reguladoras. La autoridad reguladora cubana, en correspondencia con el enfoque internacional ha desarrollado una estrategia vinculada esencialmente a la contabilidad y control estricto de las fuentes radiactivas, la detección y recuperación de fuentes huérfanas y el almacenamiento y evacuación controlada de dichas fuentes. En este trabajo se exponen la actual política de la autoridad reguladora y las acciones tomadas y se concluye acerca del nivel de seguridad alcanzado en Cuba con relación a las fuentes huérfanas.


ABSTRACT

Violation of safety and security requirements when dealing with radioactive materials has generally led to their loss, theft, or abandon, and subsequently to their possible improper use and the occurrence of accidents that have jeopardized people’s safety. The fact of working on the prevention of these events has become a challenge to the regulatory authorities. The Cuban regulatory authority pursuant to the international approach on this matter has developed a national strategy related to, mainly, the accountability and stiff control of radioactive sources; and detection and recovery of orphan sources as well as their storage and controlled evacuation. The present paper shows the current policy drafted by the Regulatory Authority and the actions taken. As a conclusion, it also shows the level of safety reached in Cuba in relation to the treatment provide to the orphan sources.

Key words: legal aspects, regulations, radioactive materials, radioactivity, Cuba, emergency plans, radiation accidents


Visión del Marco Regulatorio Cubano en relación con las Fuentes Huérfanas

· Marco jurídico regulatorio para el control y utilización de fuentes de radiación y material radiactivo

Una fuente huérfana es una fuente radiactiva que no está sometida a control reglamentario, ya sea porque nunca lo ha estado, o porque ha sido abandonada, perdida, extraviada, robada o transferida sin la debida autorización.

En Cuba se combinan el control reglamentario de la energía nuclear y la utilización de radiaciones y material radiactivo bajo una sola autoridad reguladora. Esto posibilita que el trabajo que desarrollan las entidades usuarias se pueda analizar como parte de la evaluación de la correspondiente autorización para la operación requerida. Como requerimiento se establecen, la presentación de una documentación y los procedimientos de operación, el inventario de fuentes de radiación, las condiciones de almacenamiento de fuentes y equipos que la contienen, las medidas a tomar en caso de ocurrencia de accidentes, entre otros aspectos básicos. La autorización de operación que se concede incluye entre sus condiciones de vigencia, los aspectos de seguridad y protección radiológica vinculada al almacenamiento de fuentes de radiación y el transporte de material radiactivo. Esta vía de evaluación y autorización coexiste con la emisión por separado de autorizaciones tanto para la transferencia, exportación e importación de fuentes y de transportación según se establece.

· Sistema de notificación, registro y concesión de autorizaciones para el uso de fuentes de radiación ionizantes. Autorizaciones de importación, exportación y adquisición, transferencia y transportación de materiales radiactivos

La importación y exportación de fuentes de radiación o materiales radiactivos, así como su entrega por parte de la Aduana en puertos y aeropuertos se realiza solo cuando el usuario presenta la correspondiente autorización. De forma análoga, la entrega y recepción de materiales radiactivos durante su movimiento entre usuarios, se realiza con la autorización de adquisición o transferencia.

Además, la Aduana ha implementado un sistema de vigilancia de fronteras a través de equipos de rayos X de gran pórtico lo cual posibilitará la detección de movimientos no autorizados o no sujetos a control de materiales radiactivos.

· Inspecciones y auditorías ministeriales periódicas a los titulares de fuentes de radiación y materiales radiactivos

La verificación del cumplimiento de lo establecido en la regulación cubana vigente sobre la posesión y uso de fuentes y materiales radiactivos se realiza solo a través de la realización de inspecciones periódicas ejecutadas en las entidades a fin de asegurar en todo momento la toma de las medidas de protección radiológica requeridas y el cumplimiento de las condiciones de vigencias de las autorizaciones otorgadas.

La realización de auditorías ministeriales e inspecciones realizadas de conjunto con autoridades del Ministerio del Interior (MININT), han permitido la precisión del cumplimiento de los requisitos y condiciones de seguridad física y funcional de las fuentes, asegurando que no se ceda el control, y que no se transfieran las fuentes a usuarios no autorizados, haciendo énfasis en el inventario periódico de estas, con el fin de detectar lo más tempranamente posible su desaparición.

Los resultados de estas inspecciones han permitido al país disponer de un control regulatorio de las fuentes radiactivas existentes, saber dónde se ubican, cuál es su uso y poder diferenciar éstas con aquellas que no están sujetas a control. Además a través de las inspecciones la autoridad reguladora ha aplicado, en algunos casos, una política coercitiva encaminada a corregir los incumplimientos de los requisitos regulatorios.

· Requerimientos administrativos y técnicos a las empresas importadoras y distribuidoras de fuentes

En Cuba, como estrategia reguladora, existe solo una empresa importadora y distribuidora de fuentes no selladas de uso médico e investigativo que ejecuta o participa en casi la totalidad del transporte de bultos Tipo A y Exceptuados que se realiza en el país. Esto ha permitido a la autoridad reguladora disponer de un mayor control sobre el inventario de material radiactivo.

Además, la exigencia a esta empresa de empleo de vehículos destinados únicamente para el transporte de bultos radiactivos en la modalidad de uso exclusivo, la existencia de una instalación para el almacenamiento temporal de bultos radiactivos a ser transportados, la de procedimientos operacionales y de medios de medición de radiaciones, han permitido disponer de un mayor control sobre las fuentes de radiación y los materiales radiactivos.

· Revisión de los métodos de control sobre los patios de almacenamiento de chatarras y la importación y exportación de chatarras

La autoridad reguladora cubana de conjunto con la Unión de Empresas de Recuperación de Materia Primas, perteneciente al Ministerio de la Industria Sideromecánica (SIME), ha identificado los patios de chatarras existentes, las empresas importadoras, las rutas de exportación e importación de las chatarras y los fundamentales suministradores y consumidores finales para poder establecer el control de los niveles de contaminación de aquella. Los resultados de las inspecciones realizadas a los patios y a las empresas que comercializan chatarra han permitido establecer los mecanismos de control adecuados, dispuestos en la Resolución conjunta CITMA-MINCEX, con el objetivo de detectar la posible presencia de contaminación en la chatarra y su notificación de inmediato a la autoridad reguladora. Estas actividades requieren de un Certificado de Control Radiológico en chatarra emitido por una institución autorizada por la autoridad reguladora, como es el Centro de Protección e Higiene de las Radiaciones (CPHR).

Esta vía de control y evaluación permitirá la detección de posibles fuentes radiactivas fuera de control regulatorio.

· Requisitos regulatorios para la gestión de fuentes radiactivas que no se prevea su uso y aquellas que sean declaras en desuso

La autoridad reguladora de acuerdo con los requisitos administrativos y el principio de justificación, establecido en el Reglamento Normas Básicas de Seguridad Radiológica, ha puesto en práctica como política reguladora, no permitir que las entidades posean fuentes radiactivas en desuso y que no puedan ser devueltas al suministrador o fabricante, las cuales tienen que ser evacuadas como fuentes en desuso a un almacén centralizado de desechos radiactivos.

Actualmente se encuentra en vigor el Reglamento Para la gestión segura de los desechos radiactivos el cual define y establece los aspectos específicos de la manipulación, gestión, almacenamiento y disposición final de las fuentes radiactivas en desuso y equipos que la contienen y de los desechos radiactivos.

· Perfeccionamiento de la infraestructura, capacidad y preparación para respuesta a incidentes y emergencias radiológicas. Gestión de las fuentes de radiación declaradas en desuso

El país cuenta con una estructura nacional perfeccionada y con capacidad para dar respuesta a situaciones de emergencias radiológicas en correspondencia con el inventario actual de fuentes radiactivas existente. Además existe un Plan Nacional de Emergencias Radiológicas, que establece los posibles escenarios de actuación y el concepto de las operaciones para cada caso, lo cual permite dar una respuesta coordinada, rápida y eficaz para casos de situaciones potenciales o reales de emergencias radiológicas donde pudieran estar implicadas también fuentes huérfanas.

Considerando el inventario actual de fuentes en el país, se puede inferir que los escenarios más probables están relacionados con dispositivos medidores de densidad, nivel, compactación de suelos, fuentes docentes, detectores de humo, pararrayos radiactivos y fuentes selladas utilizadas en las actividades de radiografía industrial.

· Establecimiento e implementación de un programa de información

La autoridad reguladora viene perfeccionando como estrategia, una base de datos sobre sucesos radiológicos inusuales ocurridos, lo que ha permitido a través de talleres, cursos nacionales y regionales, difundir las experiencias de respuesta a estos sucesos para contribuir al fomento de una cultura de seguridad durante el desarrollo de las prácticas asociadas al empleo de radiaciones ionizantes.

Sobre la base de la experiencia regional del Proyecto RLA/9/028 (ARCAL XX) donde se desarrolló el documento Guía práctica para la rápida identificación de fuentes radiactivas y equipos que la contienen, actualmente se trabaja en la adecuación y ampliación de esta Guía con carácter nacional que permitirá disponer y divulgar la información a los órganos y organismos competentes sobre las características de las fuentes y dispositivos que la contienen, incluidos los contenedores de transporte existentes en el país.

· Educación y capacitación

Como estrategia la autoridad reguladora ha intensificado el desarrollo e impartición sistemática de cursos nacionales de preparación a titulares sobre aspectos de protección radiológica, factores humanos, técnicas de identificación de riesgos y preparación y respuesta a emergencias radiológicas que han contribuido al fomento de una cultura de seguridad sobre el uso de fuentes de radiación y de los materiales radiactivos.

RESULTADOS Y PERSPECTIVAS

Durante más de una década la autoridad reguladora viene trabajando sobre el control de las fuentes radiactivas y ha mantenido bajo verificación periódica el cumplimiento de lo establecido en la legislación vigente en materia de seguridad física y protección radiológica durante el desarrollo de las prácticas.

Dentro de las perspectivas de la política y el trabajo concreto de la autoridad reguladora, se destaca la aprobación de una Resolución Conjunta CITMA-MINCEX para el control radiológico de chatarras en la práctica nacional. La Resolución, bajo la estricta observancia de la autoridad reguladora, recoge los controles adecuados sobre las chatarras importadas, exportadas o usadas en nuestro país.

Además, actualmente se encuentra en aprobación una Guía Reguladora para el Control Radiológico en las Actividades de Recuperación y Reciclado de Chatarra en la cual se precisan los criterios que se deben aplicar a la vigilancia y control radiológico de la chatarra, según lo preceptuado en la Resolución Conjunta de CITMA-MINSAP, así como las medidas para garantizar la seguridad y protección radiológica de las personas y el medio ambiente, asociado a la presencia de materiales radiactivos en las chatarras.

Para evitar la existencia de fuentes huérfanas en el país es necesario promover el fomento de una “cultura de seguridad”, que refleje el compromiso de los directivos, técnicos y personal en general con respecto a la seguridad física y funcional de las fuentes de radiación. Por ello, la estrategia actual descansa esencialmente en los pilares siguientes:

· mantener y perfeccionar el actual sistema de contabilidad y control de las fuentes radiactivas que se disponen en el país;
· recuperar el control de aquellas fuentes existentes nacionalmente que por alguna causa pudieran salir temporalmente del control regulador a través del desarrollo de campañas de búsquedas donde participen, en estrecha coordinación con el CNSN, todos los Organismos de la Administración Central del Estado; y

· almacenar, gestionar y evacuar debidamente las fuentes huérfanas y todas aquellas que poseen los titulares y que no se prevea su uso.

CONCLUSIONES

El establecimiento de requerimientos suplementarios al control de fuentes huérfanas para las operaciones de importación y exportación de chatarras o materiales radiactivos en el país, ha permitido a la autoridad reguladora cubana incidir directamente sobre el cumplimiento en la práctica de la estrategia internacional en cuanto a la prevención, detección y respuesta a fuentes huérfanas. Ello brinda las evidencias de que en el país se observan en la práctica los preceptos de los reglamentos vigentes que permiten, además, tener la certeza de que la seguridad de las personas, sean miembros del público o trabajadores, se garantice con el control y gestión adecuados de las fuentes radiactivas.
BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

[1] IAEA-TECDOC-1311/S, Prevención del desplazamiento involuntario y el tráfico ilícito de materiales radiactivos. Patrocinado conjuntamente por el OIEA, la OMA, la EUROPOL y la INTERPOL. Organismo Internacional de Energía Atómica, Viena,  mayo 2004.
[2] IAEA-TECDOC-1312/S, Detección de materiales radiactivos en las fronteras. Patrocinado conjuntamente por el OIEA, la OMA, la EUROPOL y la INTERPOL. Organismo Internacional de Energía Atómica, Viena,  mayo 2004.
[3] IAEA-TECDOC-1313/S Respuesta a sucesos
relacionados con el desplazamiento involuntario o el tráfico ilícito de materiales radiactivos. Patrocinado conjuntamente por el OIEA, la OMA, la EUROPOL y la INTERPOL. Organismo Internacional de Energía Atómica, Viena,  agosto 2004.
[3] Organismo Internacional de Energía Atómica.
Preparación y repuesta a situaciones de emergencia nuclear o radiológica, Colección de Normas de Seguridad No. GS-R-2, OIEA, Viena (2002).
[4] Resolución Conjunta CITMA-MINSAP, Reglamento “Normas Básicas de Seguridad Radiológica”. Enero 2002.
[5] Updating IAEA-TECDOC-953, Method for Developing Arrangements for Response to a Nuclear or Radiological Emergency, Vienna, October 2003.


Recibido: 10 de abril de 2006
Aceptado: 26 de abril de 2006


Centro Nacional de Seguridad Nuclear (CNSN)

Calle 28 No. 504 e/ 5ta y 7ma Ave. Miramar, Playa. La Habana, Cuba

yamil@orasen.co.cu